La pick-up eléctrica Rivian R1T será capaz de girar como lo hace un tanque

La startup norteaméricana Rivian, más conocida como ‘la Tesla de las pick-ups’, acaba de dar el pistoletazo de salida a la producción de su primer retoño: el Rivian R1T. Se trata de una pick-up eléctrica de futuristas líneas, cuyo adelanto en forma de prototipo fue presentado en el Salón de Los Ángeles 2018.

La tecnología de vanguardia, como ocurre con Tesla, será santo y seña para esta marca. 
El Rivian R1T podrá girar sobre su eje perpendicular como lo hace un tanque con sus orugas.

Los Rivian R1T y Rivian R1S, comparten varias bondades, comenzando por su sistema de propulsión y siguiendo con su arquitectura, la llamada ‘skateboard plataform’ que, según Rivian, permite dar cabida a cualquier tipo de vehículos: automóviles, camionetas, furgonetas, camiones ligeros y hasta motocicletas o patinetes.

Y es que el objetivo de Rivian, más allá de fabricar vehículos, es convertirse en proveedor de licencias para otras marcas automovilísticas, permitiendo que desarrollen sobre esta plataforma sus modelos eléctricos. De hecho, ya hay marcas que han firmado un acuerdo con esta incipiente firma americana para concebir vehículos de cero emisiones sobre la misma. Es el caso de Ford, que además ha inyectado a Rivian 500 millones de dólares.


La potencia que rinden en conjunto los cuatro motores del Rivian R1T y del R1S es idéntica: 750 CV. Además, ambos dispondrán de hasta tres opciones de batería, con capacidades de 105 kWh, 130 kWh y 180 kWh, que permitirán cargar a una potencia de 150 kW. La autonomía en el caso de las baterías de mayor capacidad es de 480 kilómetros y 640 kilómetros respectivamente.


Las Rivian R1T y Harley LiveWire , dos pick-ups y cuatro motos harán una travesía eléctrica por toda América. Tienen diseños exóticos, llamativas luces de leds y no emiten ruidos, apenas un leve zumbido. Un convoy de pick-ups y motos eléctricas llegó a Ushuaia (Tierra del Fuego) para poner en marcha una travesía por toda América


También te podría gustar...